Aprender a cuidarme (1): El buen dormir



Vivir una vida útil y significativa entre otras cosas requiere saber cómo gestionar e invertir dos recursos valiosos, nuestro tiempo y energía. Los días y horas pasan tan rápidos que no reparamos en lo automáticos que vivimos en una rutina diaria que parece no tener fin. Hoy día está muy de moda disciplinas como yoga, mindfulness, meditación, etc. Sin embargo, que difícil es parar y detenerse a observar cómo estamos viviendo ese día a día.


En estos próximos temas estaré hablando de cuatro pilares importantes,estos son: Cómo duermo, cuánta actividad física realizo, cómo son mis patrones de alimentación y cuánto tiempo separo para estar conmigo mismo (autocuidado).


Considera por un momento que todo lo que realizas en el día, trabajo, cuido de niños, atender tu hogar, caminar, establecer metas a corto y a largo plazo, escribir, soñar, tener éxito…todo ello lo logras utilizando tu cuerpo. Digamos que tu cuerpo te rinde un servicio diario las 24 horas del día, tu corazón, pulmones, riñones, cerebro, hígado, etc. Todo en una maravillosa sincronía que te permite moverte, desplazarte, pensar, socializar, hablar y ejecutar un sinnúmero de actividades diarias. A través de nuestro cuerpo, experimentamos el vivir, el estar. Por lo que es necesario su cuidado y proveer las condiciones óptimas a tu cuerpo para que te rinda ese servicio de manera más eficiente. No existen fórmulas mágicas, requiere esfuerzo, compromiso y mucha disciplina.


Te invito a reflexionar en el primer pilar ¿cuáles son tus patrones de sueño?El sueño es sin duda un excelente indicador del estado de salud de las personas. De acuerdo con expertos, nuestro organismo está preparado para captar señales naturales que le indican cuando debe dormir y cuando estar despierto. Sin embargo, estas señales naturales se ven alteradas para adaptarse a un contexto cultural como a las demandas diarias. Estas exigencias cotidianastienen como consecuencia perder ese equilibrio natural de nuestro cuerpo para entrar en el ciclo del sueño y repararse mientras dormimos.


Algunas consecuencias de no dormir lo suficiente (privación de sueño):


- Cansancio

- Se afecta su rendimiento (pensar con claridad, reaccionar rápidamente y formar recuerdos.

- Puede afectar su estado de animo .

- Presión arterial alta.

- Afecta la liberación de hormonas que le ayuda a crear masa muscular, combatir infecciones y reparar células.

- Dificultad en sus relaciones interpersonales.

Según los expertos ciertas recomendaciones son importantes para mejorar sus hábitos de sueño.

- Irse a la cama y despertar a la misma hora todos los días.

- Evitar la cafeína, especialmente por la tarde y noche.

- Evitar la nicotina.

- Hacer ejercicio con regularidad, pero no demasiado tarde.

- Evitar las bebidas alcohólicas antes de acostarse.

- Evitar comidas y bebidas pesadas por la noche.

- No tomar siestas después de las 3 de la tarde.

- Relajarse antes de acostarse, por ejemplo, tomando un baño, leyendo o escuchando música suave.

- Mantener su dormitorio con una temperatura fresca.

- Deshacerse de distracciones como ruidos, luces brillantes y el televisor o computadora en el dormitorio. Además, no se sienta tentado de usar su teléfono o tableta justo antes de acostarse.

- Obtener suficiente sol durante el día.

- No se acueste en la cama despierto. Si no puede dormir por 20 minutos, levántese y haga algo relajante.

La cantidad de sueño que debes tener depende de varios factores, especialmente de tu edad. Para los adultos incluyendo adultos mayores lo recomendable son 7 - 8 horas de sueño. Todo esto dependerá de tu estilo de vida, turnos de trabajo entre otras cosas. Lo importante es observar tus patrones y comenzar a establecer pequeños cambios en tu rutina dirigidos a que puedas descansar, es decir tener un sueño reparador. Decide hoy como invertirás tu tiempo y energía.

35 vistas0 comentarios

Suscríbete para recibir nuevas actualizaciones de nuestro blog.

© 2021 Zaida N. Fernández Ph.D.
Web Developer Creartepr.com

Contacto

(787) 579-4850

zfernandez80.zf@gmail.com